lunes, 11 de agosto de 2008

Wendy O' Williams: otra heroína muerta

Durante una de las comidas a las que tuve el placer de asistir en Arteleku (compartiendo mesa con personas a las que admiro profundamente) me di cuenta de que casi todas mis heroínas están muertas, muchas murieron incluso antes de que yo naciera. Quizás aquel pensamiento hizo que me sintiera aún más feliz por estar comiendo junto a una que estaba bien viva.
Yo llevaba una camiseta de Wendy O'Williams que mi amiguito Andy me había regalado. Annie Sprinkle la reconoció al momento y me contó que la conoció en NY en los 70. Virginie también la reconoció, para ella también es una de sus iconas.
Andy me la regaló porque fue a través de él como llegué hasta la historia de esta mujer-fiera, y mi entusiasmo por saber más de ella o incluso por imitarla fue inmediato.
Lo primero que vi fue su aparición estelar en un programa de la tele americana que se llamaba "The gong show", uno de esos estúpidos shows donde la gente hace el imbécil delante de un jurado durante unos minutos. Ella salió, se tumbó en una mesa, abrió las piernas y comenzó a disparar por el coño pelotas de ping-pong sobre sus absortas caras, mientras el "gong" no cesaba de sonar para que alguien detuviera aquella indecencia. Pero su coño era un agujero infinito donde cabían todas las pelotas de ping-pong del mundo, jajaja. Me sedujo tanto la idea que intenté hacerlo en la Bata, pero las pelotas no salían y lo único que conseguí fue mearme sobre la barra de tanto apretar. Por lo visto tiene su técnica, Annie Sprinkle trató de explicarme cómo pero sigo sin poder hacerlo, quizás necesite bolas de petanca...

Luego comencé a escuchar su música, tenía un grupo llamado "Plasmatics". Punk delirante y letras que van más allá de la simple agresión verbal, perversas, malignas, cargadas de odio, sublimes en definitiva.

Voy a intentar descargarme ese maravilloso vídeo del "Gong show". También hay otro en el que estampa un coche contra el escenario antes de un concierto (creo que salió arrestada después de aquello, la arrestaron muchas veces).
Si queréis más información, rastread, rastread, que ella, antes de volarse los sesos, dejó un rastro digno de la más sucia y cachonda perra. Hay una página que no está mal pero parece más para sacar pasta que otra cosa.

También hizo sus pinitos en el porno, ahora mismo me estoy descargando "Reform school girls" (chicas de reformatorio), a ver qué tal, será estupenda, seguro.

Sé que esto de las últimas palabras es sensacionalista y un tanto morboso pero mirad qué maravilla de nota de suicidio dejó esta mujer: "The act of taking my own life is not something I am doing without a lot of thought. I don't believe that people should take their own lives without deep and thoughtful reflection over a considerable period of time. I do believe strongly, however, that the right to do so is one of the most fundamental rights that anyone in a free society should have. For me much of the world makes no sense, but my feelings about what I am doing ring loud and clear to an inner ear and a place where there is no self, only calm. Love always, Wendy."

5 comentarios:

anónima registrada dijo...

Qué grandes Plasmatics. ¿Te gustan los vinilos? ¿Aceptas regalos? ¿Conoces la anécdota de la grabación del vídeo de It's my life? Wendy iba por el desierto conduciendo un coche descapotable a mucha velocidad, sin arnés de seguridad ni hostias. Viene una avioneta que le lanza una escalerilla para que la pille y salga volando. El coche iba lleno de explosivos programados para explotar minutos después. Si no pillaba la escalerilla, la palmaba.

Lubna Horizontal dijo...

Siiiiiiii!!!! Claro que conozco eso, brutal. Acepto regalos, por supuesto, me encantan los vinilos, este es mi mail: pornoterrorismo@gmail.com, espero tu contacto.

Un abrazo, mujer sin nombre
Diana

moscacojonera dijo...

que grande,.. había olvidado a esta mujer, que me había dejado flipado cuando yo era un enano...

Antonio Graell dijo...

Jejeje, que recuerdos.

Aun recuerdo cuando me compre el primer disco de "Plasmatics" en un puestecito del rastro, me llamó la atención ella y el guitarrista que iba con un tu-tú de bailarina.

Ese disco y los dos siguientes sonaban bastante bien, el cuarto siempre me pareció más "de compromiso" y sonaba demasiado "estándar".

Gracias por recordármelos, a ver si me los escucho de nuevo, eso si, con cascos que si no no me dejan jejejeje.

Saludos.
PD. Por ahí tengo un pirata de su primera época (con un sonido horroroso) y un single que grabo con Lemmy, el de los "Motorhead"

ITU dijo...

Vamos pa alli..
nos vemos..
muxu