viernes, 29 de agosto de 2008

Soy carnívora (y no me avergüenzo)

La mayoría de la gente blanca-occidental-urbana que come carne jamás han tenido un contacto directo con la carne mientras estaba viva. La conocen envasada, empaquetada, troceada, aliñada, deshuesada, picada, en todo caso muerta.

Lo mismo les sucede con los huevos o la leche: nunca le han visto el trasero a una gallina ni las tetas a una vaca, o al menos nunca de forma no televisada. Para ellxs la carne es un producto alimenticio que sale del supermercado, no creo que ni la mitad piensen en el concepto de “matadero”. Es muy difícil pensar en el dolor o el sufrimiento o la propia muerte del animal si nunca se ha tenido entre las manos la cabeza de un cerdo muerto, o el pellejo de un conejito recién arrancado o jamás se ha contemplado la mirada de un cordero cuando lo degüellan.

El motivo (uno de ellos, el principal) por el que me hago acompañar a veces por animales asesinados indignamente durante mis performances, es porque lo considero un ataque terrorista directo a esta clase de carnívorxs que han perdido el contacto total con la realidad de los cadáveres que cocinan y devoran. En una ocasión, una chica a la que había colocado la cabeza de un lechón entre sus manos me dijo: “Su cara transmite tanto dolor que no sé si volveré a probar el cerdo”. Y efectivamente, el cerdito tenía los ojos en blanco, se había mordido tanto la lengua que colgaba de su boca hinchada y amoratada y las venas de detrás de las orejas le habían estallado bajo la piel. Ahí mismo en sus manos el horror que se esconde tras cualquier bonito y ordenado pasillo de supermercado, con las bandejitas de plástico ordenaditas por peso y tipo de carne. Puedo asegurar que después de haber estado en un matadero o en una explotación ganadera (y he estado en algunas), no se vuelve a ver de la misma forma ese pasillo, adquiere un matiz siniestro, enfermizo, en cierto modo repugnante.
El otro motivo por el que la cabeza de un cerdo cosificada me parece un buen elemento performativo es un poco más metafórico pero también es importante. Mi trabajo ahora está enfocado en gran parte en el odio, el dolor y la muerte. La pornografía mediática ha conseguido, a base de la reiterada muestra de lo que dicen llamar “los horrores de la guerra”, “los desastres naturales” y “la maldad del mundo”, que visionar el cuerpo destripado de un niño en el asfalto o una decapitación, lapidación, ahorcamiento, etc, no nos afecte o no lo haga en el modo en que debería hacerlo. Si quieres matar la imaginación de una persona, empieza por su sensibilidad, es tan básico como eso. Durante las últimas performances estoy proyectando tras de mí, en una pantalla, la muerte de varias personas, entre ellas, una decapitación. Lo que quiero conseguir es que las personas que están viéndome y escuchándome se pregunten, entre otras cosas, cuál es la diferencia que hay entre la cabeza de un cerdo y la de una persona. La respuesta a esa pregunta es una solución para comenzar a desbloquear los mecanismos de opresión mental que nos alejan de nuestro animal y nos acercan a la clase de zombi en que nos quieren convertir.

Estoy cansada y harta de que ciertos sectores vegetarianos-veganos traten de hacerme sentir culpable como carnívora. Vivo con un vegeta que nunca ha tratado de hacerme sentir mal por comer carne, él me respeta y yo le respeto. Pero quienes me vienen con la perorata de que pobres animalitos y del consumo y de esto y lo otro… sinceramente, creo que se olvidan de quiénes somos y de dónde venimos, bajo un seguramente bien aprendido discurso tratan de convencerme de que hay que proteger a los animales de nuestra barbarie, olvidando por completo nuestra propia animalidad. Nunca he estado en desacuerdo con eso de que el pez grande se coma al pequeño, de hecho, así creo firmemente que tiene que ser. Me gustaría saber de qué modo podría yo convencer a un león para que no me devorase.

Algo así, algo como el veganismo o vegetarianismo sólo ha podido surgir, evidentemente, en el ámbito blanco-occidental-urbano, en una sociedad industrial donde el propio sistema ha conseguido desnaturalizarnos tanto que hemos olvidado que si no hubiera sido porque empezamos a comer carne jamás hubiéramos bajado de los árboles y jamás hubiéramos llegado a tener un cerebro de 1300 gramos (cosa que, desgraciadamente para la salud del planeta que habitamos, resultó inevitable). Y esta desnaturalización es un arma de doble filo con la que siempre se cortan lxs mismxs: nosotrxs. Lxs que comemos carne porque comemos carne rabiosa y lxs que eligen no hacerlo, porque olvidan, en muchas ocasiones, su propia animalidad, su propia naturaleza, lo cual es bastante peligroso a la hora de re-establecer las conexiones con el yo primitivo bloqueadas por esta sociedad que trata de dormir nuestros instintos.

La especie humana es omnívora. Hay especies que no se comen a otros bichitos y las hay que sí. Nosotrxs estamos dentro de las que sí. Está en nuestra sangre, en nuestra memoria celular y en nuestro cerebro. Es cierto que grupos sanguíneos más evolucionados, como el A o el AB pueden prescindir totalmente de la carne sin ningún tipo de alteración en su organismo. Pero yo soy 0- y cuando paso más de una semana sin comer carne algo se activa en mi cabeza y me entran ganas de matar, cosa que no es muy aconsejable en una ciudad, porque lo único matable son personas. Es así como funciona mi cuerpo, no es siempre agradable porque no tengo casi nunca la posibilidad de cargarme yo a mi propia gallinita y me lo tiene que hacer un funcionario de la muerte, al que posiblemente nunca se le haya pasado por la cabeza la idea de mirar a los ojos al animal que mata o sentir un mínimo de gratitud por su sacrificio.

No estoy de acuerdo con el sistema de la industria de la carne, la leche, el huevo, precisamente por eso, porque es una industria, porque comercializan con la muerte de animales a los que nadie ha dado la opción de vivir dignamente y de paso nos intoxican un poco más con toda la cantidad de mierdas con las que “aderezan” sus mercancías. Pero es lo que me toca, joderme, al menos hasta que sea rica y pueda permitirme criar, alimentar y matar a mis propios animales.

Todo esto es una declaración que considero necesaria. Ya en Arteleku empecé a pensar sobre ello. La cabeza de cerdo que tenía preparada para mi performance se quedó en la nevera. Finalmente decidí que las personas que iban a presenciar el show no necesitaban ese contacto directo del que hablo al principio para llegar a conclusiones interesantes sobre la muerte o la vida o el sufrimiento; y también pensé que sería demasiado difícil explicar en pocas palabras todo esto que acabo de soltar. Pero hace unos días una chica me escribió a mi myspace para expresarme su desacuerdo en cuanto al uso de animales en mis performances, y aquellas palabras que tenía en la cola de espera se me han hecho más urgentes, porque hay más personas como ella, gente cercana a mí que tampoco comprenden muy bien este aspecto de mi forma de performar, y son personas importantes para mí, por las que quiero ser comprendida.

Me declaro profundamente carnívora por muy políticamente incorrecto que pueda ser. Últimamente, los juicios de lo política/moralmente correcto me vienen básicamente de personas que están o parecen estar de mi lado, lo cual es bastante jodido porque aunque es razonable que no se esté de acuerdo en todo, al menos sí se espera un mínimo de esfuerzo para comprender lo que hay detrás de las acciones de alguien como yo, que no soy una santa pero que hago lo que puedo para cambiar lo que no me parece justo. Quizás de esto se trate el terrorismo que practico: cuando te estalla una granada en las manos, de seguro salpicarás a todxs por igual.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Si ahora somos tech y no bios, quizás la expresión "La especie humana es omnívora" sea una contradicción en ese sistema de ideas. Omnívoro, capaz de de comer carne o alimentos vegetales. Esto es biológicamente. Pero si no somos pura biología, y también cuentan los sentimientos, el contexto, la industria alimenticia, la información, la capacidad de romper con la explicación biológica y científica tradicional de explicar nuestras costumbres, nuestros usos, nuestra manera de comportarnos, quizás argumentar "La especie humana es omnívora" no es de recibo. Me ha resultado muy interesante tu post y me ha hecho reflexionar sobre el tema. Saludos.

Lubna Horizontal dijo...

Bueno yo no sé lxs demás... pero yo de tech tengo lo que he elegido (o lo que intento elegir) y de "especie humana" lo que no puedo cambiar. Para mí el hecho de ser "tech" no es ninguna bendición si no puedo construir o deconstruir yo misma esa tecnología.

Olvidémonos de las definiciones de la RAE, omnívorx quiere decir que en su dieta se incluye la carne y el vegetal, que se alimenta de todo. Así es la especie a la que pertenezco me guste o no. Por tanto para mí decir que la especie humana es omnívora, más que una contradicción con términos que, por cierto, no dejan de ser más académicos de lo que yo estoy dispuesta a asumir, es simplemente una cosa distinta.

Gracias por escribir, creo que necesito yo también reflexionar sobre esto mucho más profundamente, y para ello necesito saber lo que piensas las personas que viven fuera de mí.

Un abrazo,
Diana.

Kattalintxo dijo...

Pues yo estoy contigo. También tengo alrededor de mí gente vegeta-vegana, que lo es y deja vivir y gente que te echa en cara que te comas un bocata de salami.

Vuelvo a estar contigo en lo que a la sostenibilidad y a la de mierda de carne que podamos llegar a comer. Que seguramente comamos demasiado y eso lleve a que comamos no sabemos ya qué.

Pero coño hay muchas más explotaciones que me ponen enferma, porque a mi también me dan pena los ojitos del/a sudamericanX que trabaja por 3 euros la hora en los invernaderos de huelva, para la lechugita que como, y coño igual hasta me parece inhumano.
Además que tengo la misma poca confianza de la calidad de esa lechuga por la insepticidas y matabichos (he dicho matar bichos??) que tengan.

Todo el sistema está podrido, el de la carne y el de la frutita.
Así que esperaremos a que nos hagamos millonetis y tengamos nuestra huertita y corral, mientras tanto intentaremos rebentar el sistema, pero yo por lo menos SIN SENTIRME CULPABLE. Que coño, se me hace más fácil.

Saludos PT!

Kattalintxo dijo...

PD: por cierto, espero ver la cabeza de cerdo en Bilbo, a ver si se me remueve algo... ;)

mery dijo...

Acabo de leer tu post y me puse a contar cuantos dias han pasado sin comer carne...15 dias.
No he comido carne no por elección sino porqué soy un desastre con la comida, pero si noto que después de algunos dias sin carne algo cambia en mi cuerpo. Baja mi vista, mis músculos se aflojan, mi cabeza empieza a pesarme y sin quererlo, sin darme cuenta, me apago poquito a poco. Asì que cuando salgo a la calle, sin haber comido carne, sé que no voy a ser asì rápida como el mundo me pide tener que ser y me pasa un poco lo que dice tu...hay que enfrentarse a la ley del más fuerte y yo antes que me comen, como.
Para encontrar algo que sustituya bien lo que te da la carne hay que tener tiempo y personalmente mi tiempo lo dedico a otras resistencias que simplemente son mas cercanas a mi necesidades. Valoro quien ha elegido no comer carne o ser vegano, pero también valoro igualmente quien le gusta un buen filete al punto si le sirve para sentirse presente en lo que hace o si le sirve para tener la fuerza basica para aguantar, para resistir o lo que sea. Yo lamento no tener paciencia ni tiempo para intentar a buscar una alternativa o simplemente me gusta la carne pero no creo que esto tenga que ser un problema en mi coherencia, también pienso que se fuera más accesible, a todxs, una dieta alternativa (en el sentido que compense proteínas, tiempo y dinero) ya sería mas posibles todo.

Ciao Diana
un abrazo.

mery dijo...

y la cabeza del cerdo me parece una buena metáfora ya que puede ser cada unxs de nosotrxs. Es dificil no caer en la retorica con todo esto y ahora no paro de dar vuelta a la cabeza con lo que escribiste...
Gracias

Majo dijo...

Somos niñas tóxicas, no tienes xq sentir vergüenza en comer carne cuando tu organismo te lo pide.. a mi lo que me da realmente vergüenza es echarle un vistazo a esta sociedad de consumo y ver como en la industria de la carne la ternera, animal herbívoro, es alimentado con pienso de carne, hecho de desguaces de su propia raza, se come a si misma.. o el pollo, un ser mutante, sin alas para que no vuele, con el pico cortado para que no se maten los unos a los otros x la falta de espacio, hormonado para que engorde rápido....animales modificados por la mano humana y que nos comemos..aunque una sea omnívora forzadamente acaba dándote asco la carne..
Mucha de la sociedad vegana no es tal xq piensa que matar a animales para alimentarse es una barbarie, sino se ha hecho forzadamente, xq comer carne acaba dandote realmente asco..
En lo que se refiere a la utilización de carne de animales en tus performances siempre me ha dado la impresión que empezaste utilizándola con un sentido que no iba más allá de algo estético puramente provocativo, así como en las performances que hacías con tu amigo Pablo o en las primeras performances que hiciste al llegar a Barcelona..tampoco todo tiene xq tener un sentido a veces más allá..
A mi personalmente una cabeza de cerdo, animal que nos comemos y del que se aprovecha todo, no me impresiona tanto como los muchos animales que solo son matados por su compraventa de piel o marfil, esa matanza innecesaria me cabrea mucho más..así como la taxidermia, como se pronuncia en wikipedia: Taxidermia (del griego "arreglo o colocación de la piel en su sitio ") como el arte de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos ..., me parece mucho más escabroso y siniestro..
Lo que sí me impresiona es que una cabeza de cerdo solo valga 3 putos euros!!
Con cabeza de cerdo o sin cabeza, igualmente pienso que tus performance con tu actitud y tu palabra son la caña..
Una fan..

mery dijo...

Ostia la Majo...
me encanta este blog y todo lo que lleva.
Bravo

chiara dijo...

hola diana, acabo de leer tu reflexiones y pienso que me encantaria que el arte pudiera hablar de muerte, de dolor, de sufrimiento sin quitar la ilusión de la vida.
Yo también creo que somos anestetizado por los medios de comunicaciónes respecto a las imagenes de violencia, de dolor y de muerte, sin embargo creo que seguimos sensibles en frente a momentos poeticos, y creo que también la muerte puede ser poetica y a lo mejor no nos daria tan miedo si se pudieras sentir y creer que algo puede ser para siempre.

Así que creo que la cuestion no es solo si somos carniveros o meno, sino como podemos hablar de la muerte desde el arte, el lenguaje, las imagines sin quedarse en la superficie de lo que es politicamente corecto o meno mostrar.
confio profundamente en la fantasia y en la imaginación, cosas que las imagenes mediaticas espectaculares nos quitan porque en el fondo nos enseñan todo y creo que esto genera indiferencia más que rabia y emoción.

No se diana, solo siento que amo el arte porque me hace sentir la vida y me da rabia tener cociencia de como quieren quitarnos la ilusión dia tras dia (aqui sale mi vena hinchada de corderita a la matanza, en el fondo ser precaria no es muy diferente de ser en una lama entre vida y no vida).


tu eres poesias y yo puedo solo amarte
kiara

marti dijo...

caram noieta cada dia t`admiro mes,màgradat molt aquest post,decididament quan em decideixi a ferme un blog el primer link sera el teu,vaig algo colocat i em costa escriure,fins ara

Antonio G. dijo...

Cuanta razón tienes en lo que dices, sobre todo en lo que se refiere a los efectos secundarios de todas esas imágenes de muertes humanas que continuamente muestran los telediarios.

Por parte de las personas que son "fundamentalistas vegetarianas" pasa como con todas las que intentan hacer que el resto de las personas sean y actúen como ellas, no respetan a quien no piensa, opina ó vive como ellas.

Como bien dices somos animales omnívoros, pero cada día comemos más porquerías, todo viene envasado, desinfectado, lleno de conservantes, potenciadores del sabor, colorantes, etc, etc... tanto que no hacen más que sacar productos lácteos con bifidus y otras bacterias que son necesarias para que nuestro cuerpo funcione en condiciones y que en los procesos de limpieza y envasado de los alimentos son eliminados.

Un beso y felicita a "Fustamina" que el pasado 13 de agosto cumplió 8 añitos jejeje.

Antonio

Lubna Horizontal dijo...

Me encanta! Gracias a todxs por aportar vuestra opinión.

Katalintxo, me encanta eso que has dicho de los otros tipos de "explotaciones", las de lxs esclavxs que contratan lxs agricultorxs para las recolectas, a lxs que tienen trabajando de sol a sol por cuatro gordas. Sí señora, muy buena reflexión. En el pueblo de mi madre ya nadie quiere trabajar el campo, casi todos prefieren que lo hagan otrxs por menos dinero. Y luego encima, no te lo pierdas, se quejan porque la población se les ha llenado de gente de Rumanía y Bulgaria! Como si lo que en realidad prefiriesen es que no salieran nunca de su lugar, el campo de trabajo (mentalidad esclavista a la orden del día). Gracias por tu reflexión.

Mery, el otro día hablando con Beatriz Preciado del tema me dijo algo muy interesante: ser vegeta en Francia o España es complicado. En otros sitios, como en Estados Unidos es mucho más sencillo, hay alternativas y cualquier persona se lo pude permitir. Creo que aquí es también una cuestión de pasta (o de paciencia, como dices), los productos orgánicos o macrobióticos son algo que sólo alguien con un buen poder adquisitivo se puede permitir (un filete de ternera "feliz" cuesta unos 5 euros).

Majotronic, querida, me encanta cómo piensas. Efectivamente, somos tóxicas, mutantes de una dieta llena de modificaciones de laboratorio que tarde o temprano se ven reflejadas en nuestros cuerpos. Cuando comencé a usar carne, junto con Pablo con "ShockValue", fue por influencia directa del cine gore. De hecho, definíamos nuestros shows como "cabaret-gore". El contenido que tenía el uso de esa carne era diferente pero no era una mera cuestión provocativa/estética (aunque esto también era importante), tenía el mismo significado que el cine gore puede tener, a saber: satirizar sobre la muerte, la fragilidad del cuerpo, la sangre, etc, para provocar la risa o el terror en el espectador. Eso era lo que queríamos en ese entonces y era lo que conseguíamos. Ahora es diferente pero su raíz está ahí, en lo gore, y no la puedo negar. Recuerdo la primera vez que vi "Nekromantic" (http://www.imdb.com/title/tt0093608/), me causaba sentimientos muy similares a los que pretendo causar con mis performances. Gracias por tu comentario, cariña, está lleno de lucidez.

Chiara guapa!!! Las imágenes mediáticas impactantes nos causan indiferencia porque estamos sedadxs, dormidxs, es justo eso lo que pretenden quienes nos bombardean con ellas, despertar una morbosidad poco productiva y luego dormirnos para que no podamos quejarnos. Verlas desde otra perspectiva abre la mirada y, aunque duela, creo que es profundamente necesario sufrir y excitarse, o llorar y sentir rabia, es el motor de la re-acción. Un abrazo muy fuerte ,gracias por tus palabras.

Martí, gaudeix del teu colocon, jajaja

Antonio! 8 años de Fustamina??? Joder entonces eso quiere decir que tenía 19 años??? Guau... Entonces eso significa (a veces se me olvidan los datos cronológicos) que hace más de 11 que trabajo con el tema de la carne animal como herramienta performativa. Me da vergüenza no haber reflexionado sobre esto más profundamente antes. Pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena, no?

Un abrazo muy fuerte a todxs, me encanta que os hayáis animado a decir algo sobre esto.

Diana

Dantonmaltes dijo...

Tienes razón y seguiré comiendo carne y disfrutándolo. Una de las claves del ser humano es la de poder sobrellevar sin más problemas una existencia contradictoria. Los nazis por la mañana gaseaban judíos y por la noche besaban a sus niños. No eran Hilter o Eichmann sino gente normal que podrían ser operarios de una fábrica. Los torturadores argentinos picaneaban, tomaban la comunión y daban limosna para los pobres. No había conflicto. Si eso es así: ¿qué problema hay en matar a un animal y comérselo luego? Al menos ahí hay un hambre que saciar.

alo dijo...

r
yo hace 11 años que no como carne y me siento bien de salud,igual porque soy A. de pequeña me encantaba el carne. en el pueblo acompañaba mi abuelo a la hora de la matanza de las ovejas. las mataba en ocasiones especiales. cuando las teníamos atadas de los pies ,inmovilizadas en el suelo,mientras mi abuelo llevaba los cuchillos, yo les daba de comer maíz y ellas hasta su ultimo momento de vida tenían ganas de comerlo. las quería mucho las ovejas. Les sacábamos de paseo cada mañana. Me encantaba comerlas en esa edad. Mas las partes de grasa. Eso pedía mi cuerpo : grasa. Creciendo pare de comer carne. A los 19. Por consciencia política. Son estas pequeñas contradicciones. Tampoco fue algo que me costo tanto, igual porque comí mucho de pequeña. Mientras tanto parar de fumar ni lo imagino!
Ver un animal sufriendo o muriendo en un espectáculo artístico me parece insoportable. Utilizar un trozo de carne muerto, como una cabeza, me parece igual de que utilizar cualquier otro objeto.
A mi perra a veces la cocino carne que reciclo de los supermercados,me encanta tocarlo y lavarlo. Mi perra también come verduras. Podía igual querer una gallina como mi perra. No veo la distinción. Igual podía comer una gallina o una perra depende en el contexto.
No siento la falta ni el deseo de comer carne. Mis instintos?en ocasiones me gusta morder mis amantes a la hora de follar.
Cuando me traumatizo me encanta chupar la sangre de mi herida.
Cuando vi el cuerpo muerto de mi abuelo no le reconocí. Me parecía otra persona. Desconocida.
Somos lo que queremos y si decido ser anorexica y lo reivindico como derecho poder definir mi propio cuerpo y no como patología, también es políticamente correcto. Veo mucha hipocresía a la gente que se ofenda su sensibilidad frente a la vista de la cabeza de un cerdo muerto,mas me ofende el mismo hecho de que tenga precio una cabeza...
No me convence este tipo de gente que se choquen frente a la cabeza de un cerdo muerto y no se suiciden antes por tener que sobrevivir tomando posturas que parecen a analgésicos conscienciales.
La violencia representada por los medios y la otra, la de fuera de plano.
La comunicación como una manzana medio comida.
La competición no es la manera para relacionarnos, anula el proceso político. Las ideas son herramientas. No hay ganadores en esta lucha. Es cierto a veces se manchan con sangre ,a veces se convierte en canibalismo.
un abrazo resacoso,m.

ITU dijo...

Bravo Diana,esta vez te has salido. Llego tarde, pero no lo puedo evitar, tengo que dejarte algo.

A los 8 era una defensora a ultranza de los animales, he rescatado todo tipo de bitxitos (perros, gatos, musarañas, ratones, grillos,lagartijas...). Me he pegado con los niños de mi pueblo que se dedicaban a quemar vivos a los gatos recién nacidos.

Me conmueve más el asesinato de un animal que el de un animal de raza humana depende delx hunamx, eso está claro. Durante muchos años mi mejor amigo fue mi perro, jamás he tenido otro. Me siento mucho más animal que humana.

Jamás he conseguido ser vegetariana. Incluso, después de una semana de convivencia vegetariana, he salido desesperada corriendo a un bar en busca de un bocata de jamón que llevarme a la boca.

No me importa ser carnívora. Yo también moriré y me comerán los gusanos. Me parece que la muerte está implícita en la vida. Lo que me asquea es este campo de concentración gigante donde se gestiona la muerte con una precisión racional extrema y aséptica. Sien emociones, desde lejos.

Cuando me contaste lo de Pakito flipé (y no voy hablar de la primera imagen que me enviaste). Me cortocircuité. Estuve en blanco no sé cuanto tiempo.

pensé que nadie podía mantenerse impasible ante un acto así. Es un hostia mental, un golpe delirante y lucido, que afecta al cuerpo y que remueve por dentro. También entiendo que hay limites en los golpes y que hay dientes que no comer carne.

Creo que la carne no es cualquier objeto, aunque, crea que hay objetos en la carne y vida en los objetos. Esa cabeza podía ser incluso más cara que la cabeza de mi hermana, si mi hermana hubiera nacido, por ejemplo, en Afganistán.

El debate me pareció una bomba y la decisión muy sabia. He aprendido un montón.

Ha sido un placer conocerte
miresmena!

Koldo Burgoa Comunión dijo...

jo, a mi nunca me se me había pasado por la cabeza hacer una apología del omnivorismo para defender mi apetencia de comer carne... pero aparte de gracia me ha parecido una "sangría justa", porque sí que me da la impresión a aveces que para estar en los círculos que considero interesantes casi tengo que "ocultar" mis prácticas alimenticias por no aguantar las tonterias varias que me vayan a soltar...

Lo bueno es que a mi me gusta todo y no tengo especiales problemas por comer cualquier cosa que esté bien servida.

Un Saludo

moscacojonera dijo...

estoy con kattalintxo: es toda una manera de hacer las cosas la que "está podrida"... mientras no nos pongamos todos del mismo lado (los que esa manera de hacer las cosas nos parece una bestialidad) seguiremos echándonos en cara una cantidad interminable de estupideces: "tu no deberías comer carne", "tu deberias ir en bici", "tu deberias usar ropa que no apoye la explotación (ver Setem)", "tú deberías comprar comercio justo", "tú deberias ser más activista"...
Haciéndonos la "prueba del algodón" l@s un@s a l@s otr@s, a ver quien es mas puro que quien tenemos al lado. Somos la hostia.

mientras seguimos así, se siguen criando animales de maneras insufribles, tirando la comida que sobra para que no baje el precio, dejando que se muera de asco y de hambre la mitad del planeta, con acuerdos comerciales que aprietan las tuercas a la mitad del planeta mientras tenemos todo subvencionado para que salga mas barato comprarnos a nosotros el arroz que cultivarlo en su país...

... pero vamos, no hay prisa.

Llevamos con luchar por ese tipo de causas desde los años 70, hace 40 años, y seguimos planteandolo como caridad/solidaridad el 90% de las veces. Así nos va. Muy concienciados mientras se sigue matando y sobre todo explotando a muchos niveles.

Lectura que recomendaria: la ultima parte de "Con qué detergente lavas" de Arundhati Roy.

Majo dijo...

hermosa Diana, llevo días reflexionando sobre este tema..(se nota que estoy en el pueblo y tengo tiempo! jjj)
Son much*s l*s artistas que han trabajado y trabajan con la carne...hay quien incorpora corazones en platos, cerebros en vasos, fetos en frascos, una gallina decapitada en donde una artista mexicana le extirpa las plumas para incorporárselas posteriormente a ella misma, cuadros hechos con sangre, un cuadro con un gato muerto en la carretera y disecado, metido en resina, un artista que trabajaba con cadáveres humanos, una mesa tb hecha en resina con ojos de animal dentro, una artista performance en Valencia que simulaba tener sexo con una cabeza de cerdo, un pollo y otras partes de animales, yo misma he hecho una performance en donde me cubría el cuerpo con carne...tb hay much*s artistas que utilizan el recurso de la carne para escandalizar de forma fácil, es un medio básico y directo de remover las entrañas del espectador/a sin tener que estrujarse la molleja a pensar demasiado..
desde luego, es un recurso artístico muy potente, muy directo, que no deja a nadie indiferente, ya sea por la vista, por el olfato..llega directamente. Es potente por su alto grado de provocación, digamos que cuando se utiliza la carne en una pieza artística, tiene tanto peso este elemento que se incorpora en sí, que puede apagar otros conceptos o componentes de la misma pieza, que interesaba no tener en un segundo plano..
Pienso que este debate ha sido necesario tanto para entenderte tú misma como para que te entendamos l*s demás..
me parece interesante que incorpores una cabeza de cerdo dentro de una performance tuya, para rescatar una sensibilidad perdida de quien al no trabajar en un matadero o sea carnicer* se ha insensibilizado hacía el contacto directo del animal muerto por comérselo en forma de embutido y salchicha..me parece interesante que traslades al/la consumidor/a a su cruda realidad, una realidad ya casi olvidada por una sociedad prefabricada.. una sociedad que intenta adormecer la sensibilidad del ser humano no solo utilizando como arma de poder el bombardeo mediatico de imagenes de muertes y horrores, sino que tb intenta anestesiar a una sociedad con su omisión informativa.. en este caso la información reveladora puede considerarse altamente pornografica y escandalosa, como una cabeza de cerdo introducida en tú performance; esto es directamente efectivo al utilizar la parte de la cabeza, con sus ojillos, que nos miran..
Así no solo consigues en tus performance que se digiera una sensibilidad ligada a unas imagenes altamente agresivas a la vista humana, sino que también intentas que el comer se convierta en un acto reflexivo, con el que se digiere información a la vez que escuchamos tu palabra, mordaz...me parece una interesante combinación..siendo tan cañeros todos los recursos que empleas, que no solo no se tapan los unos a los otros, sino que se complementan..
un besazo.

Anónimo dijo...

"Me gustaría saber de qué modo podría yo convencer a un león para que no me devorase"...........

con eso lo dices TODO!
no entiendes nada!

y te aconsejo que veas esto

http://es.noticias.yahoo.com/vocento/20080908/video/ves-naciones-unidas-propone-comer-menos-238f6cf.html

LOL dijo...

Hola, soy la chica del myspace.
Me enrollo mucho escribiendo asi que intentare ser breve para no irme por las ramas.
A mi como activista por los animales/vegana te dije que me hizo rabia la imagen. Ya hace tiempo que no me choca tanto ver otras perspectivas del cadaver del cerdo y otros animales porque me he tragado videos de despellejamientos, torturas, dissecciones, vivisecciones etc.Asi que no es porque me chocara o me diera asco el cadaver en si. Sino la actitud que imaginaba podia haber detras.
Me choca la frivolidad y esa pense que era tu manera de actuar. Usar un animal porque es facil de conseguir por pocos euros y causas un impacto inusual a la audiencia (que conste que no escribo con la intencion de hacerte sentir de ninguna manera, estoy vomitando solamente), es algo que he visto mil veces y siempre me ha parecido cobarde. Porque es facil es muy facil, es tan facil recoger sus despojos despues de que han nacido y han vivido solamente para que disfrutemos de sus cadaveres y nos regozemos con ellos, que me parecio que tu me representabas justo eso, una vanaglorizacion de la explotacion animal o algo parecido. La cual odio con todas mis fuerzas y por eso me dio rabia.
Que al final la vanaglorizacion es como cuando unx carnivorx me dice joder pues como me gozo el jamon todo y que soy consciente de todo lo que hay detras,
solo que lo haces mucho mas explicitamente y representado a traves de arte o performance o como prefieras tu llamarle.
Se que seria lo mismo que cogieras un fuet i hicieras que te masturbas con el o algo pk igual ni me habria molestado a mandarte un mensaje al no ver ojos y boca en el asunto. Pero es que a veces las movidas que quieren impresionar gracias al uso de animales me recuerdan a la linea de este gilipollas que dice que quiere abrir la consciencia de la gente sobre los animales y me ponen muy nerviosa. (No os comparo pero digo que me vien en mente este tio)
http://alt1040.com/2007/10/guillermo-habacuc-vargas-captura-mata-un-perro-de-hambre-y-lo-llama-arte/

Por que me recuerda que vivo en una sociedad especista llena de gente que dice que se siente un poco incomoda sabiendo la mierda en las granjas pero que tienen un mogollon de escusas y falsos mitos para no cambiar nada de eso y seguir dando dinero a las granjas.
Me mola la actitud de mis amigos vegetarianos extremos que hacen sentir incomodos a los carnacas, porque crean conflicto. Porque eso de que no dejan vivir a los carnivoros me la suda cuando los carnivoros no dejan vivir a las demas especies con dignidad.
Yo soy de las que respetan a mis compas carnacas, hasta la que vive conmigo, pero creo que es necesario esa parte conflictiva que remueve la consciencia de tanto en cuanto, aun que a veces solo consigan lo contrario.
Pero es que me mola que haya sectores radicales, no creo que se hayan olvidado de donde venimos, sino que creo que son muy conscientes de quienes somos y donde estamos. Porque ignorar que estamos haciendo a los animales es ignorar una parte muy importante de nosotros mismos psicologicamente y a nivel del uso de nuestro poder como humanos.
Porque todos mis amigos carnivoros me cuentan historias de un tio en su pueblo que tiene una relacion muy bonita con un cerdo que mata una vez al año, pero ellos solo comen de ese cerdo una vez al año tambien. Seamos claros, yo me he posicionado pero muchos solo nos movemos por la inercia de una educacion y una cultura homogenea de la que cuesta esfuerzo deshacernos.

La cabeza de cerdo si invita a la reflexion de individuales sobre lo que consumen cada dia empaquetado, bueno... puede ser, o puede ser que al cabo de un rato se insensibilicen como el carnicero o que esten intentando relacionarlo con el porno o no se... no pensava que invitaras a esa reflexion en una performance relacionada con el porno.

Conseguiste lo que querias y era provocar una reaccion o escandalizar(me), y eso es el arte producir mucho rudio por pocas nueces, porque al final en niveles de crueldad me presentas lo mismo que me presenta carlos arguiñano, algo que has comprado en la carniceria, no la matanza del cerdo, eso si que es gore.
Alomejor eso es lo que me daba rabia, el hecho que al/la artista siempre se lo toma como el tipo que reflexiona sobre su realidad y yo no entendia que tipo de reflexion presentabas.
Personalmente yo no recibo ninguna critica a la explotacion animal con esta performance, sino alomejor una toma de contacto para todo carnivoro del rollo conocer la cabeza de lo que comes. Pero eso solo ahora que he leido sobre tus intenciones. Sino pensaria que es algo como porno necrozoofilia por decir algo(o como diria un colega mio algo tradicional "algo muy muy desviado" te guiño el ojo porque soy la primera muy muy desviada.)

Este sigue siendo siempre mi tipo de terrorismo preferido
http://www.youtube.com/watch?v=8WTSUGetKFc


Luego a modo de postdata:
1- yo soy 0+ ( de donde has sacado eso del tipo de sangre?) y no presento ningun problema por ser vegana, a parte el asma me ha desaparecido casi y mis alergias estan por el camino (relacionado con la leche) tampoco creo que consumir carne sacie tu instinto agresivo.A no ser que te lies a ostias con la cola del carnicero por el mejor filete.
2- No hace falta ser super rica para tener casa con gallinicas como dices, solo has de renunciar a la ciudad y okupar en algun lugar verde.
3- "veganismo o vegetarianismo sólo ha podido surgir, evidentemente, en el ámbito blanco-occidental-urbano, en una sociedad industrial donde el propio sistema ha conseguido desnaturalizarnos "
Eso es una afirmacion un poco rara, parece que ignores que el vegetarianismo existe des de siglos antes del jodido cristo en indoeuropa o que habian indixs norteamericanxs vegetas como los choctaw que veneraban a la madre maiz y eran lxs mas avanzados agricultorxs de la epoca.

Queria ir a mas puntos pero bua he escrito ya mogollon
Esta muy bien reflexionar, sigo admirando a los que actuan conforme piensan y sienten.
Me sentiria menos indignada o rabiosa cuando te pusieras una cabeza de cerda y mataras a un carnicero o al guillermo habacuc de las pelotas. Entonces igual entenderia algo.
Pero si sigues del lado de la explotacion animal entonces para mi tampoco es una critica directa.
Es el rollo artista...
es que estoy muy cansada del arte y de lo que se le parezca (mis padres son artistas), de las representaciones suposiciones oh lala. Quiero ver acciones y confrontaciones directas con el tema en cuestion!
Bueno esta es la respuesta que te prometi.
Besos

Lubna Horizontal dijo...

Al Anónimo quie dice lo de que con lo del león ya lo digo todo... decirle que yo también le aconsejo que vea esto.http://pornoterrorismo.blogspot.com/2007/12/me-importa-una-mierda-el-cambio.html

No nací ayer, lo que pasa es que no me creo todo lo que me sueltan los políticos, aunque vayan de ecologistas. Quizás seas tú el que no entiende a xs que no piensan como tú.

Un saludo
Lubna

Lubna Horizontal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lubna Horizontal dijo...

(((la anterior entrada mía tenía terribles crímenes ortográficos fruto de la emoción)))
El vídeo que me dices que es tu tipo de terrorismo preferido comienza con el nombre de quien lo produce “COMPASSION MEDIA”. Increíble, me parece increíble que esas cosas se hagan por compasión y no por hermandad mamífera. Me da a entender que somos los mamíferos superiores que han de sentir “compasión” (uno de los peores y más turbios sentimientos humanos) por esos pobres animalitos a los que hay que rescatar. No somos superhéroes, aunque algunxs pretendan serlo con este tipo de cosas. Compasión… qué horrible vocablo. Me gustaría saber qué coño hace esta gente luego con toda esa cantidad de animales liberados… ¿castraciones masivas? Yo personalmente preferiría estar muerta antes que castrada, pero claro, nadie les pregunta si quieren que les corten las bolitas o las vacíen por dentro. Cuando quise cruzar a mi gata, puse anuncios en algunos foros para buscarle macho y mucha gente, de este rollo, me soltaba que cómo se me ocurría semejante barbaridad, con la cantidad de gatitos que había por ahí sin hogar. Yo simplemente les dije “MI GATA QUIERE FOLLAR” y no seré yo quien la mutile sus putos orgasmos.

Me dices que conseguí lo que quería como si yo lo único que quisiera fuera crear escándalo, como el imbécil del Habacuc. Quizás deberías venir a alguna de mis performances para saber de qué se trata lo que hago y no juzgarlo todo porque saco una cabeza de cerdo. Y la verdad, es que en parte contigo no he conseguido lo que quería, según tú “escandalizarte” porque si sólo te has quedado ahí y no has visto nada más, contigo mi arte performativo no ha surtido el efecto esperado. Es lo que decía Borges, a veces con nuestras obras ya estamos seleccionando a nuestrxs seguidorxs, al “lector valiente”. Si no has podido pasar de ese escándalo, no creo que merezcas o que puedas llegar a disfrutar de lo que hago. Nos quedamos aquí, yo de ti y tú de mí.


Mi posdata:
1. Sobre la dieta y el tipo sanguíneo: http://en.wikipedia.org/wiki/Blood_type_diet
2. Renunciar a la ciudad significa renunciar al público. Soy performer, el público es demasiado importante, de momento como para renunciar a él.
3: Te recuerdo que en India, donde la vaca es sagrada, se comen el resto de bichos vivientes (cuentas los insectos en tu panorama de “pobres bichos”?) y en América, donde se veneraba al sagrado maíz, la dieta no excluye la carne en ninguna de sus etnias (mayas, aztecas, incas eran grandes devoradores de ésta, aunque consideraran uno de los muchos vegetales algo sacro).

De momento lo de matar a un carnicero no me lo he planteado (resulta que es un delito). Creo que merecen la muerte mucho más las personas que trafican con ideales “bonitos y ecologistas y hippilondios” sólo para enriquecerse, como la mayoría de las empresas americanas que venden productos macrobióticos. Te recuerdo que el tema vegano-vegetariano-macrobiótico actual, de este siglo y el pasado, surgió en los States, donde todo se puede hacer para sacar pasta, comerle el coco a la gente y obtener un beneficio, aunque sea a base de mentalizarte de que si comes carne eres una salvaje.

He de reconocerte que al Habacuc (conocí el caso apenas dos semanas después de que se produjera y firmé para que no se repitiera algo así) sí le haría cosas terribles, le haría exactamente eso, lo dejaría atado a un palito, frente a una pared inalcanzable de comida, y esperaría sentada hasta que diera su último respiro (y en este caso quizás no me importase que fuera un delito). Sólo te pido que no me compares con semejante mamarracho, porque en nombre del arte no se puede hacer cualquier cosa. Utilizar el tema de la muerte y la destrucción en una performance no es lo mismo que matar y destruir, creo que eres una chica lista y que sabes ver la diferencia. Yo no soy una asesina, soy muchas cosas más: poeta, artista, perra… pero no una asesina (sólo mataría para comer).

Mi rollo artista (que no deja nunca de lado la acción directa, en la calle) nunca ha dejado de lado mi lado “político”. Creo que he dejado bien claro en mi texto el porqué de usar partes de cadáveres animales en mis performances, si a ti eso te parece simple arte y provocación, es que no has leído mi texto o es que no has querido leerlo, suele pasar con la radicalidades, obstruyen la mente y hacen a las personas inflexibles, incomprensivas.

De todos modos te agradezco este texto tuyo, aquí en mi blog, es un honor tener una voz discrepante tan bien argumentada.

Un abrazo de perra,
Diana

Anónimo dijo...

PORQUE TENGO QUE MORRIR...

Me encanta la tia vegana que escribe para tu blog, es de la hard old school. Saben muxo sobre el tema. Yo la carne solo la humana. Y como soy alf me encantan los gatos. En portugu'es a los chulazos tambien lles llamamos gatos. jejejeje

Dejo los animalitos en paz y hablo de la gente y de lo que la gente come. Mejor a'un, hablo de mi y de mis indigestiones.

Considero que la alimentacion y, creo que en eso estamos de todxs de acuerdo, es un elemento basico y de suma importancia en nuestra vida fisica, emotiva y social. Considero que al largo de los 23 comentarios (si que d'a que hablar el tema, eh ?! a mi hasta me produce insomnio) se han dicho cosas muy sinceras, correctas, se ha demonstrado respecto y inter'es por los diversos manifestos dieteticos.

Mi experiencia como vegetariana es uno de mis compromisos politicos. Me escandaliza la forma como se nos han impuesto una forma de alimentarse y la passividad con que todas, vegetarianas o no vegetarianas, lo aceptamos. Se lo ha dicho con otras palabras Diana y es eso; lo que me aceda en el estomago; comemos lo que nos dejan comer, tal sean por cuestiones de accesiblidad a los productos, de dinero, de tiempo, educaci'on, geografia, cultura y un largo etc.

Asumo que nunca he estado apasionada por el jam'on y quiz'as por eso he acojido una opci'on alimentaria vegetariana sin sacrificios. Ja ja ja Que graciosa la Itu, que zanpava los bocatas de jam'on a escondidas. Conozco gente que lleva 30 anos siendo vegetariana y todavia tienen ganas de chorizo. Una vez sin querer he abierto un gran armario en una kasa donde estaba prohibida la entrada a cadaveres o a sus derivados y he visto a un activista pro liberacion animal, comiendo un chorizo, robado de la seccion de congelados. jajajaja

No comer carne me permite estar m'as tranquila en mi consciencia como especie . Para otras eso representa un acto de rebeldia. Hasta los deseos y las palabras se nos han impuesto.

No me escandaliza ni me parece horrorizante la gente que come carne. Yo consumo petroleo y me encanta viajar. Me asusta, eso si ! la falta de consciencia que puedo tener ante lo que estoy comiendo. Y yo, vegetariana, desde que soy mayor de edad, tengo miedo cada vez que compro unas zanahorias manipuladas para tener las medidas, colores y formatos reglamentados por la U.E. Me empacho de azucares y grasas vegetales cuando estoy deprimida y me animo con rayas de sangre de un pueblo oprimido mezclado con la mierda de las farmaceuticas. Hay veces, muchas, parece que no me queda otra y, es por todo eso, porque tengo que morrir.

"Nosostros huesos que aqui estamos por los vuestros esperamos".
alf

alf

ITU dijo...

ALF!!!! que sabio siempre..MUA

Si te hace gracias lo del jamón, no veas cómo se lanzaba mi hermana sobre el txorizo una seman que intento ser vegetariana...
si intentarlo, lo hemos intentado...
pero...
muxu

Anónimo dijo...

Apa la Itu. On egin ! que ya es la hora de la comida. A ver cuando vuelves,! Diana te prepara un coci'o para ti y para tu hermana, que donde hay chicha hay alegria. Yo pongo el vino y los postres. Para octubre ya estamos cociendo fiestas, te avisaremos.... Que vaya bien la akampada de EGHAM que pena pero no voy a ir, estar'e en dinamarca con estas lokas, echate un vistazo www.dunst.dk.
MUXU ASKO
alf

mery dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mery dijo...

Hay madre mia cuantas palabras, cuanta hipocresía y cuanta mierda. Estoy intentando acercarme, entender y buscar como cambiar mi manera de ver las cosas o pensar de cambiar algo en mis costumbres pero no me creo nada y no creo en quién solo sabes levantar el dedo, vomitar su rollo cubriéndose la cara.

Para la tía vegana o el anónimo quiero decir una cosa.
¿El Arte? Me parece mejor hablar de politica que es mas sencillo de entender…por suerte nadie entiende el Arte y por suerte existe. Lo único que puedo decir es que el Arte abre preguntas no busca soluciones y hasta cuando hay debate el Arte funciona…y el blog de Diana deja esta posibilidad, y se molesta o se alguien tiene gana de dar caña juzgando facilmente con razón sigo pensando que no me creo nada de lo que he leído hasta ahora.

Eva Cristina Mesas Escobar dijo...

Enhorabuena chica!! me encanta lo que haces,valiente y sincero.

Ha sido un placer encontrarte, quizás tenga la oportunidad de poder asistir a alguna de tus acciones alguna vez. estaré al lodo de si hay algo por Alicante o Murcia.

De momento seguiré rastreando tu espacio, me tiene encantada.

Mordisquitos ;)