miércoles, 5 de diciembre de 2007

Yo no queria llegar hasta aqui





No. Yo estaba buscando desesperada a esa Señora de cuyo nombre lamentablemente no me acuerdo, que fue pionera en los implantes corporales y que hacía unas performances increíbles basadas en sus estrambóticas cirugías. No la he encontrado, yo que hoy quería hablar de modificaciones corporales... En cambio me he encontrado (lo que tiene el google) con Pandora Peaks (la dama de las dos ultimas fotos) y re-encontrado con Lolo Ferrari, que en paz descanse.

Super Vixens por excelencia, frutos esperpénticos y bellos del machirulismo pornográfico, ellas son un castigo retroactivo para toda esa mierda que durante cientos de años los hombres han ido vertiendo sobre la sexualidad femenina. ¿Querías tetas? Pues toma tetas, a ver ahora por donde empiezas, cabrón!!! Me encanta.

La señora Pandora resulta que se ha retirado de la industria y se ha venido a vivir a Tucson, ciudad en la que resido ahora. No sé que se le habraá perdido por aquí, quizás necesitaba la paz y tranquilidad que no encontró en Malibú. Me encantaría cruzármela un día por la calle (cosa muy probable porque esto es chiquito) sólo para decirle que, tanto si ella es consciente o no, es una auténtica pornoterrorista, y que sus tetas indigeribles e insostenibles son la mejor venganza hacia aquellos que un día inventaron la frasecita de "teta que no cabe en mano, no es teta sino grano".

7 comentarios:

ningun_lugar dijo...

estabas buscando a Orlan? http://orlan.net/
puede ser.

un beso guapisima!

marianissima dijo...

la niña araña es una monada! jo..pensaba que era el efecto tripi pero es de verdad....

que preciosidad de mini-shiva :)

diana vuelveeeee*

Lubna Horizontal dijo...

Si es Orlan, efectivamente. Gracias

La nena Lakshmi, ya, toda una diosa, la han convertido en persona normal, los cabrones.


/fufaaaaaaaaaaaaaaaa, ven a verme/

mireias32 dijo...

La verdad es que siempre preferiré la neurona a la silicona
Besos de jueves
Lady Bourbon

Lubna Horizontal dijo...

Mireia, no creo que la neurona y la silicona sean en absoluto incompatibles. De hecho, la inteligencia de estas dos mujeres estoy convencida que esta muy por encima de la media.


gracias por tu opinion
Lubna

Anónimo dijo...

Se llamaba Lolo Ferrari, murió hace unos cuantos años.

Lubna Horizontal dijo...

Anonimo, me referia a Orlan. De la Lolo me acuerdo muy bien.