sábado, 26 de julio de 2008

Puto viejo de mierda



Hacía mucho tiempo que no me pasaba pero antes, cuando patinaba a diario, era una costante: problemas con los viejos y mis patines (aquí no uso la "x" porque ellas generalmente nunca me dan problemas de este tipo).

Ahora que soy una delincuente y mi castigo es no tener moto durante un año he retomado mi saludable hábito del patinaje. Me he despertado feliz en esta mañana radiante, he desayunado, me he puesto mis rueditas y me he ido a hacer recados, entre ellos recoger en correos un paquete de 4 kilos de sábanas que me ha mandado mi madre. Bajaba la calle Marina a 2 por hora, patiseando (así llamamos lxs rollers a patinar muy despacio, sin apenas esfuerzo), con una sonrisa de oreja a oreja y mi paquete bajo el brazo cuando un grito y la cara de un viejo enrabiado me ha sacado de mi nube happy: "por qué no vas por el carril bici!!!!????", me ha berreado el cabrón. Me he parado, me he acercado a él (con patines mido casi 1'90) y le he gritado en su cara asustada "primero porque no soy una bici y segundo porque voy yo por donde me sale del coño, no estoy molestando a nadie". Ha tenido el valor de decir "a mí me molestas", también gritando.

Por un momento he estado a punto de estamparle el paquete en la cara, darle un patinazo en los cojones o algo así. Me ha llenado de rabia que aquel individuo me sacara de mi estado de felicidad (con lo que cuesta conseguirlo) por un capricho. Era de esa clase de viejos que se quedan parados en la calle con el periódico enrrollado y cogido con las manos en la espalda, esperando a que pase algo para poder gritar o quejarse. Yo no tengo la culpa de que su vida sea una mierda, de que no le guste saber que morirá pronto, de que el médico le haya prohibido la sal en las comidas... De pronto mi boca se ha abierto y ha dicho "Si le molesta la especie humana conviértase en perro o péguese un tiro en la cabeza". Le he mirado 5 segundos a ver si tenía algo más que decir y me he marchado.

He vuelto la cabeza para ver si su boca se abría, pero no, se ha quedado paralizado mirando hacia el lugar que ocupaba mi cuerpo antes de que me fuese. He vuelto a mirar al cabo de unos 100 metros y seguía en el mismo estado.

Que le den por culo, ojalá se quede así toda la mañana, reflexionando un poco. Me pasaba mucho esto, casi todos los días. Viejos que se quejaban de que patinara por la calle, casi siempre de forma iracunda y a gritos. Mi respuesta siempre era cruel y despiadada: "jódase, yo soy joven y necesito gastar mi energía" o "no tengo la culpa de que cuando usted era jóven no hubiera aceras asfaltadas".

Viejos maniáticos, aburridos de la vida... Me pegaré un tiro o me convertiré en perro antes de ser como ellos cuando llegue mi ancianidad (si llega).

6 comentarios:

sr. lazarescu dijo...

bueno, por lo menos hay que agradecerle al viejo que haya generado la escritura que acabó en un buen post
salut

Lubna Horizontal dijo...

Claro, y a los que bombardearon Guernika también les damos las gracias, sin ellos esa maravillosa obra de Picasso jamás hubiera existido, no?

Al enemigo ni agua!!! Seguramente sin ese viejo hubiera escrito un post sobre la felicidad o algo así... No necesito que nadie me amargue el día para crear.

Gracias por leerme,
Salud y anarquía!

sr. lazarescu dijo...

señorita, yo sólo acepto las opiniones contrarias a mi pensamiento. en consecuencia sospecho que las suyas están erradas porque se parecen peligrosamente a la mías.

por qué contesta como una adolescente en plena etapa de rebeldía?

y por qué permite que tamaña pequeñez le amargue el día?

salut

Lubna Horizontal dijo...

Ay! la testo la tengo subida, Sr. Lazarescu, efectivamente estoy cual adolescente pubertosa, me suele pasar en verano, la cara se me llena de granos, adquiero un afán por el deporte inusual en mí y tengo ganas de matar al enemigo (esté donde esté y venga de donde venga), aunque sea un enemigo tan abstracto como mis ganas de follar a todas horas...

Aún no he conseguido digerir bien que alguien me grite o se violente conmigo sin motivos, siempre se me indigesta.

Salud

ITU dijo...

Bueno a mi también me jode la hostia que los viejos me griten por la calle. Sobre todo que ellOS me griten para ORDENARME como tengo que andar por la calle, porque, resulta que ellos creen que son los dueños de la ciudad..

Si es de adolescente..me pido adolescente para toda la vida
un patxu pa mi testosteronizada ;P

itziar a ratos dijo...

xoxooooooooo....
ke risa, yo cuando era cartera me pasó algo parecido: iba como puta por rastrojo, repartiendo por un barrio que ni conocía, con el carro a tope, mil certificados pendientes y semiextraviada (eso siempre) cuando un viejito frágil me señaló con su bastón, yo, tonta de mí, pensé que quería preguntarme algo sobre su correspondencia, sentí la llamada del servicio social, creí que el viejito mamón miraba mi carro amarillo, pero miraba mi minifalda, cuando estaba al lado de él me solto: puta, más que puta
...
durante un instante de rabia infinita me vi empujándolo y su cadera de cristal rota
putas viejos malfollaos

muuuuuuuuuaks
chorrea chorrea