miércoles, 30 de enero de 2008

Fisting Girls (o 3 sencillos pasos para subir al cielo)


Adoro el fisting. Hacerlo un tanto menos que me lo hagan, pero ambas prácticas aportan sensaciones estelares (nunca mejor dicho, he visto lucecitas de colores en la oscuridad gracias a un fisting bien hecho).

Lo más importante para hacerlo correctamente, sin desgarritos ni demás incomodidades, es estar muy cachonda y relajada(s). Si no hay guantes de látex y lubricante por medio, mejor dejarlo para otro día, son dos elementos imprescindibles (la clara de huevo y un condón pueden sustituirlos, non ti preocupare).
Lo ideal es empezar con los dedos, progresivamente hasta que se hayan introducido cuatro. Aquí hay dos formas de penetrar: o bien con la mano abierta pero protegiendo el pulgar entre el resto de los dedos, o con el "fist" o el puño cerrado, siempre con el pulgar dentro de los demás.
Una vez dentro se pueden hacer muchas cosas: se puede abrir la mano y mover los dedos, se puede penetrar con el puño cerrado, se puede jugar con la muñeca (eso que hay cuando termina la mano, jejeje). Depende del coño y de gustos. A mí personalmente me pone a mil las penetraciones profundas (hasta el final por favor) rollo boxing.

Y cuidado después, el fisting despierta emociones complicadas que si se tratan con cariño nunca conducirán a nada malo.

A disfrutar, perrxs!

Aquí dejo un vídeo ilustrativo, las chicas son un poco inexpertas y seguramente lo harían mejor si las dejaran solas, pero no he encontrado nada mejor.

1 comentario:

marianissima dijo...

auu au auuuuuuuu!!!

el fist y el amorrrrrr miaaauuuu


tienes ya una nueva tormenta iluminada a tu disposicion ;)